A veces, todo lo que necesitamos es parar

A veces,

todo lo que necesitamos

es parar.

Solo eso,

darnos un momento,

y parar.

Cuando frenamos, podemos darnos cuenta

de la velocidad que llevamos,

del afán, del agite, de la búsqueda. Solo eso, parar. Tomarnos un minuto

para simplemente inhalar…

y exhalar.

Inhalar y exhalar,

solo eso,

sin que haya nada más.




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo